Ciática

Mediante una correcta colocación de las vertebras podemos eliminar el pinzamiento y solucionar el problema, facilitando tu recuperación.

La ciática se produce por un pinzamiento en la raíz del nervio ciático o como consecuencia de una hernia discal o una columna lumbar con artrosis. Esto provoca un dolor que baja por el glúteo y por la parte trasera de nuestras piernas o una sensación de hormigueo y entumecimiento y perdida de sensibilidad en las piernas. En algunas ocasiones se puede llegar a sentir ardor.

Causas de la ciática

Hay muchas causas que pueden provocar daños en el nervio ciático:

  • Hernia discal
  • Fractura pélvica
  • Estenosis raquídea
  • Síndrome piriforme
  • Tumores
  • Enfermedad de Paget
  • Embarazo.

Es necesario acudir a un especialista para conocer cuál es el origen de la ciática y encontrar la forma adecuada de tratarla.

La ciática no se puede prevenir, ya que no es una enfermedad sino una complicación derivada de otras patologías.

Remedio alternativo y preventivo para la ciática

La ciática no se puede prevenir, ya que no es una enfermedad sino una complicación derivada de otras patologías. Es aconsejable hacer ejercicio habitualmente para fortalecer los músculos y huesos y evitar lesiones que puedan dañar al nervio ciático.

Mediante una correcta y suave colocación de las vertebras podemos eliminar el pinzamiento y solucionar el origen del problema, haciendo que la recuperación sea mucho más rápida y efectiva que usando medicamentos y antiinflamatorios.

Contáctanos