¿Es la quiropráctica sólo para el dolor de espalda?

05/07/2018 | 174

¿Es la quiropráctica sólo para el dolor de espalda?

Muchas personas creen que la quiropráctica sólo sirve para combatir el dolor de espalda o el dolor de columna, pero este es un tópico incorrecto. Hay estudios recientes que demuestran que la quiropráctica puede combatir el dolor a nivel celular en todo nuestro organismo.

El cuerpo humano contiene aproximadamente 60 productos químicos diferentes y cada uno es responsable de funciones y medidas muy diversas como regular los niveles de placer y dolor, algo muy relacionado con los dolores de espalda y musculares.

Elementos como el potasio y el calcio ayudan a contraer los músculos y a regular los latidos del corazón. El sodio controla el balance de agua en el organismo y el flúor protege los dientes contra la caries. También hay cuatro productos químicos que están asociados con el manejo del dolor, y un estudio publicado en la revista de ortopedia y deporte Terapia Física, ha demostrado que la quiropráctica puede influir en ellos.

Para este estudio, los investigadores eligieron treinta participantes para que recibiesen cuidados quiroprácticos y medir el efecto que éste ejercía en sus niveles de neurotensina, oxitocina, orexina y cortisol, las cuatro sustancias químicas que afectan a la cantidad de dolor que siente una persona. Estos participantes no tenían ninguna clase de problema de espalda o de columna vertebral.

Los sujetos fueron separados en tres grupos diferentes: diez participaron en el grupo de ajuste espinal y cervical (quiropráctica que involucra el área del cuello), otros diez recibieron ajustes espinales torácicos en partes de la espalda (ajuste a los discos y las vértebras de la espalda media y superior), y los diez últimos fueron el grupo control, que no recibió ajuste espinal alguno.

Los investigadores sacaron sangre a los sujetos antes y después de que recibiesen los ajustes quiroprácticos para determinar los cambios en sus níveles de neurotensina, oxitocina, orexina y cortisol.

Después de terminar las sesiones de ajuste vertebral, los investigadores encontraron niveles "significativamente mayores" de neurotensina y oxitocina en los participantes que recibieron cualquier tipo de ajuste espinal, ya fuese en partes de la espalda o en las cervicales.

Los niveles de cortisol aumentaron sólo en los sujetos que recibieron los ajustes de columna cervicales (los que se ejercen en los pacientes con dolor de cuello y dolor cervical) y los de orexina no fueron afectados por ningún tipo de ajuste quiropráctico. Estos resultados sugieren que el cuidado quiropráctico puede ayudar a regular el dolor a un nivel celular cambiando la composición química del cuerpo, por lo que la quiropráctica no afecta sólo al dolor en la espalda o en la columna vertebral, sino que va mucho más allá.

Si sufres dolor de espalda o cualquier otro tipo de dolor óseo o muscular puedes ponerte en contacto con nosotros y a través de las sesiones de quiropráctica conseguiremos solucionar tu problema. No esperes más y concierta una cita.

DEJA UN COMENTARIO