¿Tienes dolores de espalda? Descubre las principales causas de la ciática

La ciática se produce por la compresión de los nervios de la parte baja de la espalda, lo que provoca un dolor o una sensación de hormigueo y entumecimiento que desciende por el glúteo y por la parte trasera de nuestras piernas. Las causas de la ciática pueden ser muchas, pero vamos a analizar las principales.

Causas de la ciática

Hernia discal

La hernia discal es consecuencia del abultamiento o ruptura de los discos que provoca presión en la médula espinal y en las raíces nerviosas, pudiendo causar enfermedades que afectan a las raíces nerviosas de la columna como la ciática.

Una lesión causada por una torsión repentina puede tener como consecuencia una hernia discal y ciática. Aunque el envejecimiento también es una causa natural del deterioro de los discos.

Síndrome piriforme

El músculo piriforme está situado en la parte baja de la columna, justo encima del nervio ciático. El síndrome piriforme se produce cuando este músculo sufre espasmos que comprimen el nervio ciático, lo que puede llevar al paciente a sufrir ciática.

Traumatismo

Un traumatismo que provoque la compresión del nervio ciático también puede ser causa de esta dolencia. Caídas, accidentes de coche, lesiones deportivas... son capaces de lesionar los nervios y provocarnos dolor de ciática.

Estenosis del canal lumbar

El estrechamiento del canal vertebral está relacionado con el envejecimiento y es algo natural en mayores de 60. Esta afección presiona y comprime el nervio ciático y es una de las causas más comunes de la ciática.

Espondilolistesis

La espondilolistesis se produce cuando una vértebra se desliza hacía delante sobre la vértebra adyacente. El desplazamiento vertebral comprime la raíz nerviosa espinal y causa dolor ciático en la pierna. Se puede desarrollar durante la infancia o ser causada por degeneración espinal, un trauma o por levantar demasiado peso.

Discartrosis

Cuando un disco se debilita puede causar micromovimientos excesivos en la columna vertebral e irritar la raíz nerviosa provocando ciática. Aunque tenga este nombre, la discartrosis no es una enfermedad, sólo es una consecuencia natural del envejecimiento.

Tumores vertebrales

Por suerte estos tumores no son frecuentes, pero cuando se desarrollan en la región lumbar es posible que se produzca dolor de ciática como consecuencia de la compresión del nervio ciático.

Si tienes problemas para identificar el origen de tu ciática puedes concertar una cita con nosotros (enlace). Nuestros quiroprácticos descubrirán la causa exacta de tu dolencia y atacarán la raíz del problema, haciendo que tu cuerpo se recupere de forma natural y sin tener que pasar por quirofano. No esperes más y ponte en nuestras manos.

Tanasi Fegvidis

28 nov., 2016

Miembro colegiado de la Asociación Española de Quiropráctica y director del Centro Quiropráctico Madrid

Comparte este post en

Category: Ciatica