Cómo mejorar la flexibilidad

Cuando somos jóvenes, no nos cuestionamos nuestra flexibilidad, pero a medida que envejecemos una serie de condiciones de salud (y los efectos acumulativos de desgaste) pueden limitar nuestra capacidad de movimiento. Por eso tenemos que saber cómo mejorar la flexibilidad física.

En un principio, la disminución de la amplitud de movimiento y la flexibilidad física es algo natural con el paso del tiempo (a no ser que se practiquen ejercicios para mejorar la flexibilidad), pero en algunas ocasiones puede acabar derivando en una espiral descendente hacía la discapacidad.

Cómo mejorar la flexibilidad

Si sufrimos una lesión o una condición degenerativa que causa dolor, hinchazón y rigidez, puede limitar nuestra flexibilidad y rango de movimiento. Cuando esto sucede, podemos evitar las actividades que involucren a las partes afectadas del cuerpo, ya sea consciente o inconscientemente, pero esto no siempre es una buena opción.

Sin hacer deporte o ejercicios de flexibilidad de forma regular, se endurecen los músculos, las articulaciones pueden formar adherencias y la movilidad se reduce aún más. Si esto llega a ocurrir, el paciente puede acabar incapacitado para realizar tareas ordinarias, incluso atarse los zapatos le puede resultar muy difícil o doloroso.

Los ajustes quiroprácticos regulares pueden ayudar a aumentar nuestro rango de movimiento y flexibilidad física. Un estudio realizado por investigadores de la Universidad RMIT en Melbourne, Australia, demuestra que con ajustes quiroprácticos se consiguió dar un mayor rango de movimiento a los 105 pacientes que participaron en la investigación.

Cómo mejorar la flexibilidad

Este estudio tuvo 3 fases, en las que un grupo de pacientes recibió verdaderos ajustes quiroprácticos, mientras que el resto recibió ajustes falsos. Los pacientes que recibieron los ajustes verdaderos mostraron una mejoría significativa en su rango de movimiento, al contrario que los pacientes que recibieron los ajustes falsos.

Si con el paso de los años has empezado a notar una pérdida de flexibilidad y capacidad de movimiento, la quiropráctica puede ser una buena forma de evitar que este desgaste vaya a más.

Para saber cómo mejorar la flexibilidad ponte en contacto con nosotros para organizar una sesión y que podamos poner en práctica un cuidado personalizado y una serie de ejercicios para mejorar la flexibilidad que se adapten a tus problemas, con el tiempo lo agradecerás.

Contáctanos

Tanasi Fegvidis

30 nov., 2016

Miembro colegiado de la Asociación Española de Quiropráctica y director del Centro Quiropráctico Madrid

Comparte este post en

Category: Flexibilidad